main

Cómo iluminar la cocina: Ideas y consejos para el techo, la encimera, los armarios y la isla

Encontrar la iluminación adecuada para la cocina es a veces más difícil de lo esperado. En ello influye que es un espacio multifuncional que frecuentamos en diferentes momentos del día: por la mañana para el desayuno, al mediodía para la comida y por la noche para cenas y fiestas.

Hay varios factores decisivos para conseguir una iluminación práctica y funcional que a la vez cree un ambiente agradable para este punto neurálgico de cualquier casa, lugar para grandes conversaciones y actividades compartidas.

Para facilitar la planificación de la iluminación de tu cocina, hemos recopilado los consejos y trucos más importantes.


¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA EN LA ILUMINACIÓN DE LA COCINA?

Atrás han quedado los tiempos en los que, en la mayoría de las cocinas, colgaba del techo un fluorescente que iluminaba toda la habitación con una luz desagradable, casi de tanatorio. Si te estás preguntando qué iluminación poner en la cocina, hoy en día son casi infinitas las opciones de fuentes de luz para iluminar de forma óptima este espacio de la casa.

A la hora de planificar la iluminación de la cocina, debemos prestar especial atención a la utilización de múltiples fuentes de luz que nos permitan cocinar y trabajar en ella de forma cómoda y segura.

  • Hay que evitar que las luces proyecten sombras sobre la encimera y superficies de trabajo.
  • Hay que procurar que la iluminación sea suficiente para poder procesar bien los alimentos y determinar su calidad.
  • Hay que intentar que la iluminación cree a su vez una atmósfera agradable.

Para planificar correctamente la iluminación de la cocina, debemos saber dónde necesitamos luz. Para ello, la cocina se suele dividir en diferentes áreas, generalmente: iluminación básica del techo, iluminación básica de la encimera y la superficie de cocción, lámparas para la mesa del comedor y luz acentuada.


ILUMINACIÓN PARA EL TECHO DE LA COCINA

Las luces del techo de la cocina son uno de los pilares de cualquier plan de iluminación y sirven principalmente para la orientación. Es importante elegir fuentes de luz que iluminen la habitación de manera uniforme. Para dicho propósito se ofrecen focos empotrados, focos, rieles LED y lámparas colgantes.

En el caso de los focos empotrados son especialmente recomendables aquellos de gran abertura focal (mínimo 60º), giratorios e inclinables de materiales metálicos de fácil cuidado y limpieza. Se pueden disponer de diferentes formas: líneas, círculos, formas geométricas... Dependiendo del tipo de foco, la distancia máxima entre ellos variará entre los 80 cm (focos halógenos) y hasta 150 cm (focos downlight, que proporcionan un ángulo de luz muy abierto).

Por lo que respecta a las lámparas colgantes con pantalla crean un ambiente hogareño y son especialmente populares en las cocinas de estilo rústico. No obstante, no son adecuadas las pantallas estrechas, ya que la luz se proyecta de forma muy centrada en una zona reducida y no se consigue una iluminación amplia. En el caso de estas lámparas de techo es recomendable que sean igualmente lisas y de materiales de fácil cuidado para facilitar su limpieza. Por ejemplo, no son adecuadas las pantallas de tela porque se vuelven amarillas en muy poco tiempo y además retienen los olores.

Para las cocinas modernas y las cocinas abiertas también se ofrece la iluminación indirecta mediante fuentes de luz "invisibles" que iluminan el techo desde los armarios altos. Estas luces crean un ambiente especialmente agradable en una amplia zona de la cocina. Es importante que las paredes y los techos sean blancos o de color claro, porque reflejan la luz de la mejor manera posible para que pueda distribuirse por toda la habitación.

Para una iluminación básica óptima, se recomiendan generalmente luces blancas cálidas (2.700 - 3.000 Kelvin) y 300 lúmenes por metro cuadrado, que permiten una visibilidad clara y buena en todas las zonas de la cocina.


ILUMINACIÓN SIN SOMBRAS Y FUNCIONAL DE LA ENCIMERA Y SUPERFICIES DE COCCIÓN

Si bien es cierto que las luces del techo proporcionan una iluminación agradable que garantiza la orientación, se necesitan fuentes de luz adicionales para tener una zona de trabajo segura.

En la mayoría de cocinas, los muebles altos impiden el paso de las luces del techo y hacen que se proyecten sombras. Para asegurar un trabajo seguro y evitar cortes y quemaduras, la iluminación directa de la zona de trabajo es una excelente solución. No debe proyectar sombras ni cegar a las personas que estén cocinando.

En el caso de las cocinas con muebles altos, se pueden instalar bajo los mismos focos integrados, tiras LED (integradas o de superficie) y lámparas LED con un brazo luminoso flexible que puede alinearse con la zona de trabajo. Todas estas luminarias deben contar con protectores específicos, seguras contra incendios (especialmente los focos empotrados en armarios) y ser impermeables (especialmente las situadas sobre la zona de cocción). Es por ello que a la hora de planificar la cocina, lo mejor es elegir una campana extractora que ya disponga de potentes luces integradas.

Para una iluminación de las zonas de trabajo, se recomiendan luces blancas neutras a frías (3.300 - 5.300 Kelvin)y 500 a 600 lúmenes por metro cuadrado. Además, para garantizar una iluminación uniforme, la distancia entre las fuentes y la superficie de trabajo debe ser de mínimo 50 cm y la distancia entre las fuentes de 50 a 80 centímetros.




Quienes prescinden de los muebles altos en la cocina se ven recompensados con una generosa sensación de espacio y con más posibilidades de iluminación. En este caso, se pueden instalar luminarias colgantes que proporcionan una iluminación puntual. Es importante que cuelguen lo suficientemente alto para que no estorben al cocinar y preparar los alimentos.


¿CÓMO DEBE ILUMINARSE LA MESA DE LA COCINA?

Si tienes tu zona de comedor en la cocina, debes iluminarla adicionalmente. Las lámparas de la zona de comedor deben ayudar a crear un ambiente agradable que invite a sentirse bien y a disfrutar. Para dicho propósito, muchas personas optan por las lámparas colgantes decorativas, que emiten una luz dirigida y crean una atmósfera acogedora. Pero aquí también conviene seguir algunos consejos:

  • Si la mesa es redonda o cuadrada, las luminarias redondas garantizan un aspecto armonioso.
  • Las luminarias alargadas van muy bien con una mesa rectangular.
  • Varias luminarias colgantes de altura regulable también son excelentes para ambientar con habilidad una zona de comedor o un bar.
  • La distancia óptima entre la mesa y las lámparas es de entre 60 y 70 centímetros, de dicha forma no molestan al charlar con amigos o familiares.
  • Además, debes asegurarte también de que la luz no sea demasiado deslumbrante.
  • El uso de un regulador de intensidad permite ajustar la luz al momento del día y al estado de ánimo respectivo. Al fin y al cabo, el ambiente de un desayuno con toda la familia es diferente al de una cena romántica.
  • Si todas estas medidas no fueran suficientes, puedes añadir más acentos con iluminación LED suplementaria sobre o en armarios y vitrinas.

Para una iluminación de mesa de la cocina, se recomiendan luces blancas cálidas (2.700 - 3.000 Kelvin) y 200 a 300 lúmenes por metro cuadrado.


¿CÓMO PUEDO ILUMINAR LOS ARMARIOS DE LA COCINA?

La iluminación de los armarios de cocina es un complemento óptimo de la iluminación básica de la cocina y sirve además para distinguir la sal del azúcar y encontrar los utensilios de cocina que necesitas en un abrir y cerrar de ojos.

Si existe un espacio entre los armarios y el techo, una buena solución son las luces que se montan encima de los armarios de pared y que los iluminan perfectamente.



Las luces LED también son muy populares para este propósito y son adecuadas para su instalación tanto en la parte inferior como en la superior de los estantes. Los estantes de cristal con luz LED también son muy prácticos ya que iluminan uniformemente el armario y la superficie de trabajo.

Por otro lado, los estantes abiertos pueden equiparse con tiras de luz LED para crear acentos de iluminación individuales en la cocina.

En caso de poseer vitrinas, los focos integrados y las tiras LED son especialmente eficaces y elegantes.


LUZ INDIRECTA EN LA COCINA

Una combinación de iluminación directa e indirecta en la cocina es crucial para lograr una imagen general armoniosa. Mientras que la iluminación funcional en forma de luz directa debe utilizarse sobre las encimeras y la isla de cocina, la iluminación indirecta puede instalarse prácticamente en cualquier lugar, si bien es ideal para las estanterías, en los armarios de la cocina o junto a la campana extractora. En la zona de comedor común, ambas opciones son concebibles. La luz indirecta crea un ambiente cálido y acogedor en la cocina.

Downlights que pueden instalarse fácilmente como tiras de LED bajo los armarios, armarios iluminados internamente, tiras de luz en tiradores… son algunas de las opciones existentes.


ILUMINACIÓN DE LA CAMPANA

Como ya hemos mencionado, la forma más fácil para iluminar la superficie de cocción es elegir una campana de cocina con luces incorporadas. Dichas luces deben ser resistentes al agua y fáciles de limpiar, ya que están en contacto con los vapores de la cocina y los restos de grasa. Especialmente en el caso de las islas de cocción, las modernas campanas de cocina parecen más bien lámparas que aparatos de cocina.


¿CÓMO ILUMINAR LA ISLA EN LA COCINA?

La isla es generalmente una zona de trabajo (cortar, preparar alimentos, cocinar), aunque a veces también es un lugar para picar, estar o conversar. Si dispone de campana, es recomendable que ésta ya vaya equipada con la iluminación adecuada. En caso de disponer de extractores de superficie hacia abajo, o si se dispone del espacio suficiente se pueden instalar una o varias lámparas colgantes para crear zonas.


ILUMINACIÓN COMPLEMENTARIA EN LA COCINA

Por último, son los detalles que convierten una cocina convencional en un espacio excepcional: iluminación de lineros, tiradores, zócalos...


ILUMINACIÓN DE LINEROS

Gracias a los lineros iluminados, generalmente con luces LED, no tendrás problemas para distinguir la espátula del cucharón. Estos sistemas están disponibles en diferentes diseños, colores y tamaños.


ILUMINACIÓN DE TIRADORES

Los tiradores iluminados y regulables pueden crear un ambiente atractivo y bañar la cocina con luz indirecta. Si la cocina dispone de armarios con tiradores invisibles, en los perfiles se pueden instalar tiras de luz LED, que acentúan aún más el aspecto moderno de la cocina.


ILUMINACIÓN DE ZÓCALOS

Las tiras de luces LED en los zócalos de la cocina crean un ambiente acogedor y moderno. Estas tiras están disponibles en una amplia variedad de longitudes, permitiendo un ajuste exacto


ILUMINACIÓN DE SALPICADEROS

Los salpicaderos de cristal brillante ya llaman la atención de por sí, pero iluminados son un verdadero realce visual que ambientan la cocina de forma incomparable. Generalmente se trata de iluminación LED integrada, cuyo color de luz se puede ajustar de forma continua.


¿LUCES LED O HALÓGENAS PARA LA COCINA?

Para la iluminación de la cocina moderna, se puede elegir básicamente entre lámparas LED y halógenas, o una combinación de ambos tipos. Ambas variantes tienen propiedades específicas y en la siguiente tabla resumimos las ventajas y desventajas de cada tipo:


Lámparas LED


Ventajas

Desventajas

Ahorro de energía

Costo de compra

Larga duración

Poca posibilidad de atenuación

Iluminación inmediata


Iluminación puntual


Posibilidades individuales y decorativas


Bombillas LED son reciclables y no contaminan el medio ambiente


No emite rayos ultravioleta ni rayos infrarrojos (evita riesgos de salud)



Lámparas halógenas


Ventajas

Desventajas

Luz brillante

Menor vida útil que las lámparas LED

Reproducción óptima de los colores

Requieren más energía

Iluminación puntual


Fácilmente regulable




¿QUÉ TEMPERATURA DE COLOR DEBEN TENER LAS LUCES EN LA COCINA?

La temperatura de color son las distintas tonalidades que una luz puede tener. Es decir, si presenta unos tonos más amarillos, más blancos o más azulados y se mide en grados Kelvin (K).

La temperatura de color tiene un efecto demostrado en nuestro bienestar. Cuando compras una lámpara, puedes elegir entre una luces cálidas (2.200 a 2.700 Kelvin), neutras (4.000 a 4.500 Kelvin) y frías (5.000 a 6.500 K). En la cocina, una combinación de los diferentes es ideal.

Las superficies de trabajo y de cocción deben estar equipadas con una fuente de luz más fría, y la zona de comedor con una luz blanca cálida regulable.


ILUMINACIÓN INTELIGENTE DE LA COCINA

Dado que la cocina tiene diferentes zonas, cuya iluminación depende también del momento del día y de las circunstancias, una opción ideal es optar por la cocina inteligente. Al integrar el control de todas las unidades de iluminación en un sistema domótico podrás determinar la constelación de iluminación que desees en cada momento.


CONCLUSIÓN

En los hogares modernos, la cocina ha dejado de ser simplemente el “lugar para preparar comidas”. La cocina se ha convertido en un espacio multifuncional, que compartimos con familia y amigos, en el que incluso a veces trabajamos, y el escenario de gastronomía, relatos, vivencias, celebraciones… es decir, de nuestras vidas. Es por ello que la iluminación de la cocina y de cada una de sus zonas debe abordarse con conocimiento y detalle.

En esta entrada del blog os hemos presentado los factores más importantes para la iluminación ideal de la cocina, de tal forma que puedas aprovechar al máximo las posibilidades de este espacio de la casa.


En Luxsystems tenemos amplia experiencia en diseñar la iluminación de estos espacios que muchas familias convierten en lugares de convivencia, tertulia y tiempo compartido, mucho más allá del hecho de cocinar. Cuéntanos tu proyecto y estaremos felices de ayudarte para conseguir una atmósfera cálida y funcional, con el diseño que sueñas.


También te puede interesar

¿Podemos ayudarte?

¡Estamos a tu disposición!!

¡Te contactaremos!